CENTRO DE PROMOCION DE LA GALICIA RURAL, FINCA SERGUDE

TITULO DEL PROYECTO:

CENTRO DE PROMOCION E IMAGEN DE LOS PRODUCTOS AGRICOLAS, GANADEROS Y FORESTALES DE GALICIA, FINCA SERGUDE

TIPO DE EDIFICIO:

EQUIPAMIENTO DOTACIONAL Y PAISAJISTICO

ESTATUS:

CONCURSO

FECHA:

CONCURSO 2020

EMPLAZAMIENTO:

FINCA SERGUDE EN BOQUEIXON, GALICIA

CLIENTE:

AGACAL, XUNTA DE GALICIA

EN COLABORACION:

CON ROCÍO CEJUDO, CECILIA  KURAJA, GONZALO OLIVEROS, DAMIÁN QUERO Y RAFAEL TORRELO

El primer “mandamiento” del urbanista, ingeniero, arquitecto…, del técnico comprometido con la ecología es: “Ama las preexistencias sobre todas las cosas”. Apreciamos la armonía del lugar, el relato no explícito pero existente de la negociación entre lo natural, lo urbanizado, lo construido y lo arbolado, cuyo resultado es un lugar de bienestar y armonía que exige una extremada prudencia para actuar en él: Una aldea apacible entre la foresta y los prados.

La Finca de Sergude es en la actualidad un lugar valioso y memorable. Su configuración no es fruto de la casualidad, sino de la negociación en el tiempo entre arquitectura y paisaje, topografía incluida, a partir del Pazo primordial. La armonía resultante no es una evidencia explícita, pero es una realidad resultado de un proceso histórico. Merece por ello pervivir: Proponemos una intervención para revalorizar la armonía actual. Todas las actuaciones estarán al servicio de ese objetivo: Evidenciar, preservar y mejorar lo que ya está bien.

Proponemos un proyecto de humilde sabiduría, capaz de enlazar pasado, presente y futuro. Objetivo “de cuna a cuna” como prioridad ecológica del proyecto sostenible, propio de la Galicia rural. Uso de tecnología “blanda” o de impacto débil, recurriendo a las “duras” sólo cuando sea imprescindible. Actitud de humildad proyectual que el paradigma ecológico requiere. Clasificación de lo construido por sus condiciones técnicas: Desde lo inmueble y lo mueble, con la consecuente definición de fecha de caducidad y aptitud para la reutilización.

Carácter “multizoning” del conjunto y posibilidad de ajuste e intercambiabilidad funcional permanente. Mantener y clarificar el orden actual: Zona natural forestal y agrícola (baja antropización) y Núcleo rural. Integración mediante análisis y uso de mecanismos tradicionales organizativos del espacio del campo gallego.

Respeto a las edificaciones existentes, a lo que tiene el valor de existir, a las preexistencias rurales y arquitectónicas. Potenciar las edificaciones existentes, su capacidad actual de servicio, las cualidades tecnológicas, tipológicas y formales: Todo ello avala su conservación o reutilización. La nuevas edificaciones ocuparán las huellas de lo existente mientras el cumplimiento del programa solicitado lo permita. El resto reforzarán la estructura de asentamientos rurales de la zona, a ambos lados de la carretera. Economía, racionalidad, ausencia de lo innecesario y superfluo son principios generadores de la propuesta. La arquitectura propuesta está definida en sus ingredientes esenciales y se propone en una fase intermedia: El objetivo es conseguir flexibilidad y capacidad de soportar cambios de programa en su máxima expresión, adaptado a las condiciones funcionales y tectónicas de cada uno de ellos.

Protagonismo del peatón. Mínimo impacto de los vehículos en el paisaje y en el conjunto rural. El usuario que aparca su vehículo adquiere la condición de peatón, y como tal protagoniza los flujos circulatorios de toda la Finca y no se cruza con vehículos privados. 

Mantenimiento de los usos generales existentes en las áreas naturales (foresta, escorrentías y pastos). Se intensifica y potencia lo pedagógico mediante los 11 ecosistemas de Galicia y las áreas agropecuarias. Criterio pedagógico: Mostrar una “Galicia  Rural para el Siglo XXI”, dinámica y positiva.

Más Proyectos